Jueves, 20 de diciembre de 2012

Recuerdo que antes de perder mi frondosa cabellera a la avanzada edad de 28 años, gustaba de que me cortaran el pelo en peluquerías de Valladolid, curiosos es cómo ha cambiado todo. VIVÍAMOS entonces una sociedad segregada por sexos y no sólo en el colegio sino también en los ámbitos o espacio laborales dónde había oficios y quehaceres sólo para mujeres y otros oficios y profesiones sólo para hombres, algo escribí una vez de una mujer extranjera que conocí en una plaza y que era carpintera, oficio que siempre he considerado masculino...Cuando se tienen cuarenta años suelen ocurrir estas cosas, no hay ninguna maldad en ellas, las nuevas generaciones ven ya las cosas de otra manera pero dicen los psicólos que a los 22 años ya tienes la personalidad definida y nunca vas a cambiar, por eso es tan importante educar a los niños en la infancia: el recorrido es el siguiente: moldeamiento de su mente en la infancia, rbeldía contra esa educación impuesta en su adolescencia y vuelta a los orígenes de su educación primigenia pero con unas bases, discursos y percepciones que han sufrido detenimiento y moderación, también es un proceso creativo en el autoengaño para salvar al niño que, sufriente en su proceso de adiestramiento, quiere ver un sentido a los motivos que disparan su vida hacia el logro de objetivos marcados, ya bien por él mismo, ya bien por la presión del grupo o por requerimientos de la sociedad. Sea cómo fuere, en mi infancia y adolescencia los hombres se cortaban el pelo en peluquerías de hombres y las mujeres en las de mujeres, no había peluquerías unisex, por supuesto, porque el término unisex debe ser de los años 90, pienso yo.

 

Así que a mi me cortaba el pelo un señor con bigote muy delgado y de modales delicados pero en absoluto afeminado y me dejaba un tupé que yo me levantaba con el secador para parecer más alto porque desde los 14 años siempre he medido 1, 70 y pesado 50 kilos y por razones que no entiendo a partir de los 35 años crecí 5 centímetros y engordé 10 kilos...lo de engordar si que lo entiendo, lo que no entiendo es cómo he crecido 5 centímetros de los 35 a los 40 años, quizás sea tallarme con los zapatos puestos, jejeje.

 

Creo que a la edad de 23 años me cortó el pelo por primera vez una peluquera que además se parecía a Ariadna Gil, pase un rato muy malo, me dió así cómo mucha vergüenza que me tocara la cabeza una mujer...Luego se me pasó, la mujer me daba conversación y todo, pensaría de mi que era una especie de deficiente o algo así, que nunca lo supe...No tuve ninguna vergüenza la primera vez que me acosté con una prostituta, pero que me cortara el pelo una mujer...¡UFFF! ¡Menos mal que me quedé calvo!

 

Yo no sé hasta qué punto es bueno segregar por sexos en los colegios, es cierto que te concentras mucho más y que te aplicas más en las lecciones...pero si has estado en un colegio masculino o en uno femenino--si eres chica, se entiende--toda la vida, cuando llegas al instituto mixto, a una edad en que tienes todas las hormonas disparadas...Te queda al final la sensación de que en esta vida sólo puedes entenderte con los de tu propio sexo y que a los/las del otro sexo no vas a poder entender nunca. En mi caso se crea una especie de camadería y lealtad que a los de mi generación, por ejemplo, condiciona el sentido hasta del voto y por supuesto aunque seas más o menos machista o machista dentro de unos límites razonables, en la igualdad no vas a creer JAMÁS...porque ¿Qué igualdad has vivido? Ninguna. Pues eso.

 

Todavía hay días en que, si no me cortara yo mismo los cuatro pelos que tengo con una máquina, preferiría que me cortara el pelo un hombre que una mujer y ya recurriría a los servicios de una mujer apara otros oficios, por ejemplo: a mi me gusta que me venda la ropa una dependienta, pues seguro que sabe de sobra si me quedan bien o mal los pantalones, con mejor criterio que un hombre. A LO MEJOR ÉSTO NO ES ASÍ, pero el artículo lo estoy escribiendo yo y digo lo que quiero.

Muchas gracias y...¡Cortaros el pelo, hippies, jejeje!


Publicado por JoseSEO @ 13:07  | Empresas Valladolid
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios